Jon Doga Privé Salón

Tu Cabello a Punto

Cada año recordamos cómo debemos proteger nuestra piel del sol,pero se nos olvida que también el pelo sufre con los factores externos del verano. La sal, el cloro, el viento, la arena, las temperaturas extremas o la sobre exposición solar pueden afectar al cabello provocando la pérdida de densidad, color y brillo, y perjudicando además a su hidratación y al cuero cabelludo.
la foto 4 - copia
 
¿COMO CONSEGUIR QUE ESTO NO OCURRA?, os proponemos un decálogo de consejos para minimizar los daños…
  1. Seguir una dieta equilibrada. Una alimentación sana, rica en verduras, frutas y legumbres, es el mejor aliado para proteger al cabello contra las agresiones externas del verano. Hidratarse adecuadamente es fundamental.
  2. Sanear las puntas. Deben cortarse antes de comenzar el verano para ayudar a sanear la melena y al finalizarlo, para evitar el pelo quebradizo y ayudar a que crezca con más fuerza.
  3. Aplicar cremas con filtros solares. No sólo se debe proteger la piel del sol. También el cabello requiere de esos cuidados. Debemos elegir un protector solar adecuado que, preferiblemente, actúe después del baño para prolongar la protección. (Solar Sublime, de L´oreal Professionnel)
  4. Utilizar sombreros o pañuelos. A parte de las cremas protectoras, conviene usarlos para evitar la exposición intensiva del sol y los rayos UV y UVB. Los peinados sinraya protegen el cuero cabelludo y evitan las quemaduras. Llevar el pelo recogido en una coleta es la mejor opción y, además, evita que se enrede.
  5. Lavar nuestro cabello después del baño. El cloro, la sal y la arena debilitan, resecan y palidecen el color natural del cabello sobre todo si es coloreado. Si no es posible, enjuagarlo con agua tibia y dulce inmediatamente después del baño.
  6. Secar el pelo tras el baño. Procurar secarlo en la medida de lo posible. Hay que evitar frotarlo bruscamente para no dañarlo ni debilitarlo, ya que el rozamiento de las fibras capilares desencadena su rotura.
  7. Utilizar un champú nutritivo. Son imprescindibles para reparar el cabello, aportar estructura, reconstruir la fibra capilar, aumentar el brillo y la estabilidad, y proporcionar volumen. Cuanto más natural y menos agresivo sea, mejor. (Absolut Repair Lipidium, de L´oreal Professionnel)
  8. Proteger el cabello coloreado. Es el que más sufre los efectos negativos del verano. Lo más efectivo es usar a diario un champú con baja acidez que proteja el color, y potencie el brillo y el cuerpo.
  9. Aplicar un acondicionador hidratante. Es necesario utilizarlo a diario para rehidratar el cabello, acondicionar en profundidad, recuperar la vitalidad y reavivar el color. ( Moisture Repair Conditioner, de Moroccanoil)
 
DANGEROUS: No abusar del secador y las planchas.Utilizarlos en exceso daña la raíz y provoca su posterior caída. Se deben eludir las temperaturas altas y el pelo se debe secar a una distancia prudencial. Para evitar el encrespamiento, mejor usar cremas de peinado que traten desde el interior de la fibra. (Hydration, de Moroccanoil)
la foto 3 (1)
Antes de tomar medidas drásticas, déjate aconsejar y asesorar en Jon Doga Privé Salón.
 
Happy Summer. Happy Hair.

Uso de cookies

Jon Doga Privé Salón, utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies